China ya ha superado el nivel de ventas de Estados Unidos en el año 2011 en este sector.

El comercio internacional debe adaptarse rápidamente a los cambios de un mundo que evoluciona a una velocidad tremenda.

China se ha convertido en el mercado de alimentación y comestibles más grande del mundo superando a Estados Unidos. Y todo apunta a que Brasil, India y Rusia se sumarán también a esos primeros puestos en el mercado de la alimentación para el año 2015.


En China ese rápido crecimiento es impulsado por el aumento de la riqueza de la población, que están variando su dieta basada en arroz y cerdo por otra con alimentos como el trigo o la carne roja. Una demanda que es atendida, en buena parte, desde el comercio internacional, ya que muchos de los productos alimenticios que China consume son importados de otros lugares del mundo.