Carta del Dr. Ferrán Ballester:

Me llamo Ferrán Ballester, en este momento tengo 55 años y soy médico. Hace muchos años, más de quince, que utilizo mis vacaciones para realizar cooperación por todo el mundo: Nicaragua, Guatemala, el Amazonas, Chiapas,… pero hace diez años conocí a un sacerdote que estuvo en Camerún de misionero durante más de 15 años. Este sacerdote tuvo varios discípulos oriundos del país que abrazaron el sacerdocio y siguieron su labor pastoral y de ayuda en toda su globalidad. Uno de estos discípulos, el padre Michel, en el año 1990 fundó una ONG llamada KENTAJA cuyo objetivo es recoger a los niños de la calle abandonados, o aquellos que sus familias no tienen recursos para cuidarlos y también a algunos refugiados de guerra dándoles alimentación, vivienda y escolarización. En la actualidad gestionan tres casas de acogida en tres poblaciones distintas: Nkongsamba, en donde se acogen a 65 niños; Bakou, donde se atienden a 30 jóvenes; y Badzuidjong con 37 niños más.

Desde hace más de diez años soy un asiduo de Camerún, cada dos años como máximo paso mis vacaciones colaborando con esta ONG: Paso visita en todos los centros y realizo todos los controles médicos posibles dentro de las dificultades, de tiempo principalmente. También paso visita médica en los poblados más pobres que tienen relación con la KENTAJA. Principalmente en el poblado de BAKAMBE en el que durante mis primeros años de colaboración ocurrió un hecho que me marcó, durante el periodo en el que no me encontraba allí, un niño de corta edad murió a causa de la ausencia de diagnóstico y tratamiento.

A raíz de este triste suceso, hablé con el jefe de la tribu y llegamos a un acuerdo: yo le traería un microscopio y él escogería a una persona de la tribu para que yo le enseñara a usarlo. Desde hace 8 años se está utilizando durante todo el año, realizando en la actualidad diagnósticos de la malaria por gota gruesa y tinción de Ziehl-Neelsen para la tuberculosis y parasitosis. También se realizan primeras curas, control de diabéticos, hipertensos y de embarazadas, siendo mi aportación la formación, el seguimiento y la aportación del material necesario para conseguir que funcione durante todo el tiempo necesario hasta mi próxima visita.

Os agradezco enormemente la ayuda que prestáis a este proyecto,

Afectuosamente,
Ferrán Ballester